Características que debe tener una buena silla de niño para coche

Características que debe tener una buena silla de niño para coche

A la hora de viajar en coche siempre es muy importante tomar las medidas de seguridad necesarias, pero lo es más todavía cuando se viaja con niños. De esta manera, uno de los puntos clave que debemos tener en cuenta es prestar mucha atención a las características que debe tener una buena silla de niño para coche en la que viajará nuestro hijo.

A la hora de elegir, lo haremos en función del peso y la altura del niño y nunca por su edad; por lo que será necesario actualizarlo a medida que el pequeño vaya creciendo. Asimismo, deberemos asegurarnos de que la silla esté homologada y lleve el dispositivo o etiqueta que lo acredite.

Grupos de homologación y sillas de coche para niños

Los sistemas de retención infantil se clasifican por grupos de homologación y se establecen grupos de sillas que corresponden a los niños en función de su peso.

Estos son los grupos que existen en el mercado:

  • Grupo 0. Se usa para recién nacidos y bebés hasta los 10 kilos de peso. Podemos optar por un canasto, que siempre instalaremos en los asientos traseros y en posición transversal (esta postura es ideal para la columna de tu pequeño y además, gracias a ella, se reduce el riesgo de apneas); o un portabebés, que podrá ir delante o detrás y en sentido contrario a la marcha. En todos los casos, el bebé se ata a la silla de seguridad mediante el arnés de la propia silla.
  • Grupo 0+. Estas sillas corresponden a niños cuyo peso sea inferior a 13 kg (aproximadamente hasta los 18 meses). Como en el caso del grupo 0, se tratará de portabebés en los que el pequeño va sujeto con el arnés de la silla. Se suele instalar de espaldas a la carreteras. Esta posición ofrece la protección adecuada para su cabeza y cervicales, aunque no es recomendable prolongar su uso más de dos horas seguidas, especialmente en recién nacidos y prematuros, por el riesgo de apneas y la falta de movilidad que conllevan.

El niño va sujeto a la silla con un arnés de sujeción de tres o cinco puntos, dependiendo de la silla, y se sujeta al automóvil con cinturones, con una base sujeta con cinturones o con Isofix.

Si hay un airbag frontal de pasajero activado, deberemos instalar el portabebés solo en los asientos traseros del vehículo.

  • Grupo 1. Para niños entre 9 y 18 kg (orientativamente entre 9 meses y 4 años).

En este caso, se tratará de sillas que podremos instalar en sentido contrario a la marcha o en los asientos traseros, en el mismo sentido. El niño se sigue atando a la silla de seguridad con el propio arnés, mientras que la silla se fija al coche con el cinturón de seguridad.

También se usa arnés de cinco puntos y la silla va sujeta al automóvil con cinturones o con Isofix.

  • Grupo 2. Cuando nuestros hijos alcancen un peso entre 15 y 25 kg (que suele corresponder a la edad entre 3 y 6 años), optaremos por una silla elevadora del grupo 2.

Consiste ya en una silla con respaldo que se instala delante o detrás del vehículo, en el sentido de la marcha. En este caso, los niños ya son sujetados a la silla con el cinturón de seguridad del coche, cuyo recorrido se modifica gracias a las guías de la sillita para adecuarlo a su altura.

Puede completarse con conectores para su anclaje al Isofix del coche, lo que mejora su estabilidad en impactos laterales y evita que pueda salir disparado hacia delante si el pequeño no está sentado.

  • Grupo 3. Por último, una vez que los niños tengan un peso entre 22 y 36 kg (normalmente entre 6 y 12 años), elegiremos una silla o cojín elevador.

Podremos colocarlos tanto en la parte delantera como en la trasera del vehículo y deberán ir en el mismo sentido de la marcha. Para estos sistemas de retención infantil, también utilizaremos el cinturón de seguridad del coche para sujetar a los niños/as.

  • A partir de 135 cm. Los niños que alcancen esta altura (normalmente a los 12 años) podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad del vehículo. En el caso de los menores de 12 que alcancen esta altura y hasta los 150 cm, se recomienda seguir usando un cojín elevador. En todos los casos, la banda diagonal del cinturón debe pasar por la clavícula, sobre el hombro y pegada al pecho, mientras que la banda ventral ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

Accesorios y partes de una silla para niños para coches

  1. Algunos asientos de coche para niños del Grupo 0+ vienen con la opción de comprar una base. La base es independiente y se deja instalada de forma permanente en el coche. Esto significa que solo hay que colocarla una vez y, a continuación, con un simple clic puedes enganchar la silla del bebé. Hay bases que se mantienen en su lugar por el cinturón de seguridad del coche, o se pueden conectar a través de los conectores Isofix del coche.
  2. Guías Cinturón

– Azules Las sillas de coche para bebés que se instalan mirando hacia atrás (en sentido contrario a la marcha) utilizando el cinturón de seguridad para adultos, tienen unas guías de color azul para meter la correa que te muestran por donde va el cinturón de seguridad.

– Rojas: Las sillas de coche para niños que miran hacia el frente tienen indicadores rojos que muestran por donde tiene que ir el cinturón de seguridad para adultos.

  1. Todas las sillas de coche para niños y bebés en Europa tienen arneses con una sola hebilla. Las hebillas deben estar diseñadas para bloquearse sólo cuando todas las partes están bien ajustadas y no puede dejarse parcialmente cerrada. El botón de apertura de la hebilla deberá ser de color rojo y fácil de desbloquear de un solo clic.
  2. Asa del portabebés. El asa de los portabebés del grupo 0+ pueden ayudar a mejorar la seguridad en caso de accidente, por eso es importante leer las instrucciones y ver como se deben de colocar correctamente.
  3. Arnés de tres puntos. Se encuentra en los asientos de seguridad para los niños más pequeños, tiene una correa en la entrepierna y dos tirantes que unen a una hebilla sobre la pelvis del niño.
  4. Arnés de cinco puntos. Ayuda a difundir la fuerza del choque a través del cuerpo del niño lo que ayuda a reducir lesiones. Tiene una correa en la entrepierna, dos correas en los hombros y dos correas laterales. Por lo general se encuentran en los asientos de coche del grupo 1.
  5. Ajuste de los arneses. Estos arneses deben ser ajustados convenientemente en función del tamaño del niño.
  1. Para niños mayores se hace necesario un reposacabezas. En el Grupo 1, 2 y 3, hay que buscar reposacabezas acolchados que se puedan ajustar al crecimiento del niño.
  1. Conectores Isofix. Es el sistema de conexión estándar para todos los coches nuevos y sillas de coche para niños. Está diseñado para hacer la instalación de la silla de coche rápida y fácil. La mayoría de los vehículos nuevos a partir del año 2002 deben tener Isofix. Puede ser identificado por dos ranuras al lado de cada asiento en la parte trasera. En las sillas de coche con Isofix hay dos conectores de metal que encajan en estas ranuras y directamente unen la silla al chasis del coche.
  2. Compatibilidad con las sillitas de paseo y carritos.

Algunas sillas de coche para bebés de los grupos 0 y 0+ se pueden ajustarse al chasis de una silla de paseo, por lo general con algún adaptador.

 

¡Comparte!

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Tu taller Volkswagen cerca de ti

Si tienes un Volkswagen no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos