Coches clásicos Audi

Coches clásicos Audi

Es cierto que en la historia reciente podemos encontrar coches de esta marca muy emblemáticos, pero para hablar de coches clásicos Audi debemos mencionar el primero. Comenzó a circular en 1901, pero debido a problemas legales, August Horch decide crear el por aquel entonces, mayor imperio automovilístico bajo el nombre de Audi, que traducido al español desde el latín significa “oye”.

Fueron los coches clásicos Audi “Audi K”, los primeros en incorporar el volante a la izquierda, y tras distintas uniones a lo largo de los años, en 1932 nace el logotipo de Audi tal y como hoy lo conocemos. 4 Aros entrelazados que simbolizan la unión de 4 compañías bajo un mismo nombre.

Cada marca se encargaba de un segmento del mercado automovilístico, y la protagonista de este post se encargaba de los automóviles de lujo del segmento medio.

Para hacer un resumen de los coches clásicos Audi comenzamos por el Audi Imperator R, el primer coche de Audi de ocho cilindros que alcanzó los 100cv, hecho impensable para la época en la que ocurrió, allá por 1929. Era más grande y más cómodo que su hermano mayor, el Tipo M, pero fabricarlo costaba la mitad. Su caja de cambios de 3 marchas autentificaba la elasticidad del motor, que podía acelerar suavemente desde los 8km/h

El famoso Audi 920 se fabricó para que ocupara un nicho de mercado concreto, reemplazando a su antecesor el Audi Front UW 225, en el año 1938.

Uno de los más famosos coches clásicos Audi es el F103, producidos en Alemania entre los años 1965 y 1972, en los que la industria automovilística empieza a cambiar. Y prueba de ellos es la aparición de este modelo, que trajo consigo el cambio de un motor de dos tiempos a uno de cuatro.

El Audi 100, uno de los coches más seguros de la época, se vendió en EEUU hasta 1988 como Audi 5000, y fue un turismo del segmento E con motor delantero longitudinal y tracción delantera. Se produjo en serie entre los años 1968 y 1995 con variantes deportivas y de lujo que se comercializaron como Audi 200.

Fabricado en serie durante casi 25 años, desde 1972 hasta 1996, el Audi 80 compartía protagonismo con Volkswagen Passat, y a diferencia de este, estaba disponible con carrocería sedan y familiar, cupé y descapotable. Con 3 tipos de motor a elegir, gasolina con inyección de combustible, con carburador y diésel, en EEUU se vendía bajo el nombre de Audi Fox, y a partir de 1978 pasó a llamarse Audi 4000.

Entre 1974 y 1978 uno de los coches clásicos Audi fue el Audi 50, diseñado por Claus Luthe. Fue presentado en sociedad en 1974 en el Salón del Automóvil de París, y podemos decir que su mecánica era bastante similar al Volkswagen Golf, incluido el sistema de suspensión frontal MacPherson interconectado a las ruedas traseras. Comenzó ofreciéndose como un modelo compacto de sólo 3 puertas.

Y el último de los coches clásicos Audi del que vamos a hablar es el Audi Quattro, un automóvil deportivo producido durante aproximadamente 11 años, desde 1980 a 1991 por la marca alemana. Fue el primer coche con tracción a las cuatro ruedas, después del Jensen FF, y uno de los coches de rally más famosos y exitosos de la historia.

¡Comparte!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Summer Check Volkswagen

Tu cabeza está en modo verano, ¿y tu coche? No dejes que ningún imprevisto estropee tu verano. Revisa tu Volkswagen después de todo este tiempo