Cómo pasar la ITV

Cómo pasar la ITV

Como muchos ya debéis saber, el objetivo de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es comprobar que nuestro coche es apto para seguir circulando, y en ese post vamos a comentar cómo pasar la ITV favorablemente.

¿Sabes cómo pasar la ITV de forma favorable?

En primer lugar concertar una cita es responsabilidad del conductor/propietario del coche, y se puede hacer de muchas formas, en persona, llamando por teléfono, o la que es a nuestro juicio mucho más cómoda, por internet.

A la cita hay que acudir con los papeles del vehículo en vigor (tarjeta de la ITV, permiso de circulación y seguro), y sabiendo que habrá que desembolsar algunos euros (dependiendo del coche será más o menos). Y ya sólo queda esperar a ser llamados para pasar “al corredor”.

Pero para que este trago lo hagáis con más confianza, os vamos a dar algunos consejos o trucos sobre cómo pasar la ITV de la manera menos «traumática».

Durante la inspección comprobarán casi todo del coche: los datos identificativos (matrícula y número de bastidor), retrovisores, lunas, que las puertas cierren correctamente, ventanillas, que los cinturones cumplan su función, luces, frenos, dirección, neumáticos, suspensión, motor, transmisión y emisiones contaminantes. También comprueban si el coche ha sufrido modificaciones o reformas estéticas no homologadas.

Por eso, antes de acudir a la cita, podéis revisar algunas cosas vosotros mismos, evitando así «disgustos» y tener que volver a repetir la visita.

Algo que poca gente sabe, pero es de gran ayuda, es acudir con el coche limpio, por dentro y por fuera. Puede parecer algo subjetivo, pero sin duda consigue que el inspector mire el coche de una forma distinta, y en este caso, cuantos más puntos, mejor.

También se debe comprobar el estado de los neumáticos: Que no tenga cortes o deformaciones y que la profundidad de la banda de rodadura no sea menor de 1,6 milímetros, y por supuesto, la medida de las ruedas debe ser la homologada para el coche.

Prestar especial atención a los faros y las luces del coche, que es sin duda, donde más fallos se producen, y no sería la primera vez que echan para atrás a un coche en perfecto estado pero con un fallo en el alumbrado.

Los golpes o chinazos en el cristal del parabrisas son muy comunes, y es que apenas nos fijamos en ellos, pero pueden convertirse en faltas graves a la hora de pasar la inspección.

Importante que los paragolpes del vehículo están en buen estado, o al menos que no presenten bordes que corten o puedan herir a alguien.

Algo que para los conductores no tiene demasiado sentido, porque sois muchos los que nos lo comentáis, es el apartado de la matrícula, la cual debe estar correctamente puesta, y debe poder leerse perfectamente, no puede estar doblada, rayada ni borrosa. En tal caso se incurriría en una falta grave.

Por supuesto, no pasará la ITV aquel vehículo que tenga los retrovisores mal colocados o rotos, tanto los exteriores como el interior central, y es que suponen un elemento fundamental de la seguridad que hay que cuidar.

Un apartado importante que podemos comprobar nosotros mismos es que los limpiaparabrisas funcionen correctamente, y aunque nos cueste creerlo, todo suma puntos, hasta llevar el líquido del “limpia” lleno.

En GuerreroCar nos comprometemos con tu seguridad, por eso tenemos a tu disposición un servicio de pre ITV en el cual examinamos minuciosamente cada uno de los apartados y te explicamos cómo pasar la ITV.

¡Comparte!

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Tu taller Volkswagen cerca de ti

Si tienes un Volkswagen no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos