Historia de Mercedes

Historia de Mercedes-Benz

Esta vez queremos hablaros de la curiosa historia de Mercedes, y es que la marca europea que provoca envidia allá por donde pasa, debe su nombre a una niña, en concreto a Adrienne Manuela Ramona Jellinek.

Hija de Emil Jellinek, era apodada cariñosamente en la familia con el nombre de Mercedes. Su padre era un importante empresario diplomático, y sus mayores pasiones eran los coches y por supuesto, su hija, por la que sentía devoción.

Emil también había participado en carreras y competiciones, siempre bajo el pseudónimo de Monsieur Mercedes, pero lo que más le atraía del mundo del motor era su fabricación. Por eso en el año 1900 encargó a la empresa DMG, fundada por Gottlieb Daimler, una flota de 36 coches, con la única condición de que se bautizaran con el nombre de Daimler-Mercedes. Considerado el primer automóvil moderno, y fabricado por el ingeniero jefe de DMG, el primer Mercedes está destinado al mundo de la competición, con un centro de gravedad muy bajo, bastidor de acero prensado y un motor ligero pero potente.

 Y así comienza la historia de Mercedes. Los Daimler-Mercedes tuvieron tan buena acogida en el mercado automovilístico que Emil Jellinek pasó a formar parte del consejo administrativo de la empresa. Y pocos años después, es el nombre de Mercedes el que pasa a formar parte del apellido familiar de Emil, llamándose a partir de entonces Emil Jellinek-Mercedes.

Curioso ver cómo es el padre el que adopta el nombre de su hija, ¿verdad?

La historia de Mercedes continúa creciendo como la espuma. En 1926 la empresa Daimler firma un acuerdo con el fabricante, hasta entonces conocido como Benz, y el resultado comercial es el que hasta día de hoy se conoce como Mercedes Benz.

Es a partir de este año cuando el público comienza a mirar con otros ojos a los coches de esta marca. Orientados hasta entonces al mundo de la competición, los modelos deportivos K, S, SS, SSK y SSKL hacen cambiar la perspectiva de los consumidores, y empiezan a concebirse como vehículos destinados a la conducción privada en carretera. Entre 1926 y 1933 se convierten en un referente mundial, dentro y fuera de la pista.

Finalizada la Segunda Guerra mundial, lo primero es ponerse manos a la obra y comenzar a recuperar y construir de nuevo una fábrica que había quedado reducida a escombros. Para ello necesitan financiación, por lo que el mundo de la competición queda un poco aparcado y se centran en la venta privada. Eso sí, el coche que se conocerá a partir de ahora debe ser funcional, práctico y asequible.

Pero esta premisa nunca formó parte de la historia de Mercedes. Los coches de la casa alemana se diferenciaban del resto aún sin proponérselo. Tanto en innovación en su motor como por su diseño. La prueba de ello la vemos cada día al salir de casa y cruzarnos con coches que, sin quererlo, llaman siempre nuestra atención.

Si te ha gustado la historia de Mercedes pero quieres saber más sobre estos coches, sus características y ventajas, en GuerreroCar Marbella somos servicio oficial de la casa.

¡Ven a vernos!

¡Comparte!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Summer Check Volkswagen

Tu cabeza está en modo verano, ¿y tu coche? No dejes que ningún imprevisto estropee tu verano. Revisa tu Volkswagen después de todo este tiempo