Historia de Skoda

Historia de Skoda

La historia de Skoda se remonta a 1895 cuando Václav Laurin y Václav Klement,construyeron una bicicleta a la que llamaron Slavia.

Además de su nombre de pila, tenían algo más en común: su espíritu creativo y su amor a las bicicletas.

El comienzo de Skoda

Václav Klement, no pudo conseguir las piezas necesarias para reparar su bicicleta. Decidió devolver su bicicleta a los fabricantes alemanes Seidel y Naumann con una carta en checo pidiéndoles las piezas necesarias para la reparación pero sólo recibió por respuesta una carta en alemán diciendo: «Si quiere una respuesta para su petición, debería intentar escribir en un idioma que entendamos».

Ante tal respuesta y aunque no tenía conocimientos técnicos previos, decidió abrir su propia tienda de reparación de bicicletas con la ayuda de Václav Laurin, mecánico de profesión en Mladá Boleslav

En 1898 se trasladaron la nueva fábrica que habían construido y compraron una motocicleta Werner, producida por la empresa francesa Werner Brothers.

La primera motocicleta de Laurin y Klement demostró ser peligrosa y nada fiable: tenía el motor ubicado en la horquilla de la rueda delantera. Laurin llegó a perder uno de sus dientes en un accidente.

Decidieron escribir al especialista en ignición alemán Robert Bosch para pedirle consejo sobre un sistema electromagnético diferente con el fin de diseñar una máquina más segura y cuya estructura estuviera en torno al motor.

Slavia, la motocicleta que fabricaron Laurin y Klement debutó en 1899 y fue acumulando victorias y récords de velocidad. Y asi fue como, poco a poco, construyeron algunas de las primeras motocicletas del mundo.

Un año más tarde, en 1900, la compañía ya contaba con 32 empleados. La exportación de la motocicleta Slavia comenzó con 150 motocicletas enviadas a Londres a la empresa Hewtso. La prensa los nombró como los “Primeros fabricantes de motocicletas”.  Y Fue en 1905 cuando decidieron añadir dos ruedas más ante tal éxito.

Laurin y Klement se incorporaban a la producción los automóviles.

Con el nombre de Voiturette A, comenzó la estirpe automovilística de ŠKODA llegando a ser a dia de hoy uno de los constructores de automóviles más antiguos del mundo.

Alcanzó un éxito tan significativo que la compañía se estableció a nivel del imperio Austrohúngaro e internacionalmente.

La presión económica de mitad de los años 20 es seguida por una crisis del mercado y de las ventas. Esta depresión hace que la industria de Mladá Boleslav tenga que fusionarse en 1925 con Skoda Co., otra importante empresa ubicada en Pilsen. A partir de este año, la nueva empresa adopta el nombre con el que ha llegado a la actualidad.

Durante la Primera Guerra Mundial Škoda se convirtió en una de las mayores fábricas de armamento y, tras la guerra, la empresa comenzó a fabricar camiones, pero en 1924, fue cuando la compañía decidio buscar un socio. Así fue como surgió Škoda Works

Durante la ocupación de Checoslovaquia en la Segunda Guerra Mundial, la producción de la empresa fue parte de Hermann Göring Werke con el fin de dar soporte al bando alemán.

A finales de 1933 empiezan a producirse los primeros 600i checos, llamados Tipo 420. Este modelo supuso un cambio en los métodos de producción a favor de los vehículos para las grandes masas y marca de nuevo el éxito para Škoda.

Un año más tarde se lanza el Popular, un coche que en poco tiempo se hace conocido en todo el mundo; cuenta con motor delantero, caja de cambios trasera y una línea completamente innovadora. El estallido de la Segunda Guerra Mundial a finales de esta década vuelve a causar un giro en los objetivos de productividad por lo que el único objetivo es satisfacer las necesidades militares.

Después de la Segunda Guerra Mundial

En 1945, la fábrica fue reconstruida, y la producción del primer coche Škoda se inicia, dando lugar a la serie 1101. Se trata de una versión mejorada del Škoda Popular, en el que basa su diseño.

En otoño de 1945, igual que todos los fabricantes importantes, pasó a formar parte de la economía centralizada del régimen comunista.

Las condiciones políticas desfavorables y la pérdida del contacto con modelos producidos fuera de los países comunistas hacen que Škoda tenga buena reputación hasta los años 60.

Fabricó coches como el Škoda 440 Spartak, 445 Octavia, Felicia y Škoda 1000 MB. Siempre fue una marca de reconocido prestigio internacional por la fabricación de coches seguros y resistentes.

A finales de 1980, Škoda aún producía conceptos de coches de los años 60. Los modelos con el motor trasero, como el Škoda 105/120 Estelle y Rapid, tuvieron buenas ventas y buenos resultado cuando se enfrentaban a modelos más modernos en carreras como el Rally RAC.

Así fue como ganaron la categoría del Rally RAC durante 17 años. El motor tenía 130 caballos de vapor y un motor de 1289 centímetros cúbicos.

Se produjeron versiones deportivas para el Estelle y modelos anteriores usando el nombre de versión Rapid.

En 1987 hubo un punto de inflexión con el Škoda Favorit. El diseño del Favorit vino de la mano de la compañía italiana Bertone. Los ingenieros checos lograron diseñar un coche parecido a las producciones occidentales con algo de tecnología de motor de compañías de Europa occidental utilizando el motor de 1289 centímetros cúbicos de Škoda. Sus acabados fueron mejorando hasta la llegada del Škoda Felicia en 1996.

Škoda se convirtió en la cuarta marca del Grupo Volkswagen

Una transición exitosa llevó a la marca a integrarse en el grupo Volkswagen en 1991, lo que no hizo más que reforzar su pasión por crear un futuro propulsado por su exitoso pasado.

La Revolución de Terciopelo trajo grandes cambios políticos y económicos a Checoslovaquia, y la mayoría de las industrias se privatizaron.

En el caso de Škoda el gobierno decidió traer un socio fuerte del extranjero. Volkswagen fue la elegida en 1990 y en abril de 1991 Škoda se convirtió en la cuarta marca del Grupo Volkswagen.

El diseño de estilo e ingeniería mejoró gracias al apoyo y las inversiones del Grupo Volkswagen. Pese a estar basado en la plataforma del Favorit, la calidad del modelo Felicia mejora en 1996 consiguiendo asi que el modelo fuese un éxito en la República Checa.

Los modelos posteriores, Škoda Octavia y Škoda Fabia, se construyeron en las mismas plataformas que los otros modelos del Grupo Volkswagen .

 Con el desarrollo técnico en pleno avance, la imagen de Škoda empezó a mejorar. En el Reino Unido el cambio llegó con la campaña «It is a Škoda, honest» que comenzó en el año 2000.

En los últimos años, se presentaron dos modelos nuevos: la segunda generación del Fabia, y una pequeña furgoneta llamada Škoda Roomster.

Y fue el 22 de noviembre de 2006 cuando, por primera vez en su historia, la compañía alcanza el objetivo de producir mas de 500.000 coches en un año

 

¡Comparte!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Summer Check Volkswagen

Tu cabeza está en modo verano, ¿y tu coche? No dejes que ningún imprevisto estropee tu verano. Revisa tu Volkswagen después de todo este tiempo