¿Qué aceite es mejor para mi coche?

El mejor aceite para tu coche

El aceite del motor es el líquido que mantiene refrigeradas todas las piezas móviles que intervienen en el proceso de combustión y funcionamiento del motor del coche.

El aceite es lo que mantiene el motor con vida, por ello, preguntarnos “¿Qué aceite es mejor para mi coche?” hará que tengamos un control óptimo sobre nuestro vehículo y su funcionamiento.

El mantenimiento fundamental de nuestro coche es el cambio de aceite (tras un kilometraje marcado por el fabricante del coche, o tras un año uso), pero también conviene comprobar periódicamente el nivel de aceite en el motor. Esto es importante, igual que lo es elegir el mejor aceite para nuestro motor, pues a mayor calidad, mejor rendimiento.

Los fabricantes de aceite para coches ofrecen diferentes compuestos que son apropiados para cada modelo de motor y en función de cada uso. Antes de averiguar cuál es el mejor aceite de coche, es clave saber para qué sirve.

El mejor aceite para tu coche

La propiedad más importante del aceite es la viscosidad, que es la resistencia que ofrecen las moléculas del aceite cuando fluyen. No debe confundirse con el índice de viscosidad, que indica es la variación de la viscosidad en función de la temperatura.

Otras propiedades que definen las características de un aceite son la densidad, el punto de congelación, la capacidad del lubricante para quedar adherido a las paredes del motor y el número de base, que indica la reserva alcalina que tiene el aceite.

Los buenos aceites para el coche deben ser fluidos a bajas temperaturas para adherirse a las superficies metálicas cuando el motor está frío, desde el mismo momento del arranque. Al mismo tiempo, conservar una viscosidad suficiente cuando se calienta para no escurrir con facilidad.

Para elegir la viscosidad del aceite hay que tener en cuenta que interesa que sea fluido en frío, pero que no se haga demasiado líquido en caliente.

Las letras y números que aparecen en las botellas o latas de aceite sirven para clasificar el modelo de aceite en función al sistema del SAE (Sociedad de Ingenieros Automotores) y API o Instituto Americano del Petróleo. El SAE define el grado de viscosidad del aceite. Normalmente se pueden ver dos cifras. La primera se refiere en frío (a –18°C), y la segunda en caliente (a 100° C).

Lo más conveniente siempre será llevar el coche a un taller, donde realizarán el cambio adecuadamente y reciclarán el lubricante usado. Conviene también sustituir los filtros en cada cambio, ya que de no hacerlo el aceite pierde sus propiedades más rápidamente y no cumple su función correctamente.

El aceite es garantía de vida del motor

El aceite es garantía de vida del motor debido a tres motivos principalmente:

  1. Reduce el rozamiento entre los componentes móviles, por lo que se evita un desgaste anticipado de las piezas de la mecánica.
  2. Sirve como refrigerante, ya que impide que se eleve la temperatura del motor debido a la fricción.
  3. Previene la corrosión y ayuda a conservar el motor del coche limpio. Como mantiene en suspensión los residuos, éstos quedan atrapados en el filtro.

Clases de aceite para el coche

Existen dos grandes tipos de aceite:

  • Aceites minerales: Son resultado directo de la destilación del petróleo. Si utilizas un aceite mineral, es aconsejable cambiarlo al menos una vez al año aunque no hayas llegado a los kilómetros estipulados por el fabricante.
  • Aceites sintéticos: Esa base destilada y refinada se somete a un proceso de transformación en laboratorio hasta que cumple unas características determinadas. Tienen una ventaja respecto a los minerales, y es que mejoran la protección del motor, y mantienen sus propiedades más estables durante más tiempo.

Si tuviéramos que decantarnos por uno de los dos, el sintético siempre es la mejor opción, ya que utilizar un aceite mineral obliga a cambiarlo con mayor frecuencia.

¿Cómo es el ciclo del aceite en el motor del coche?

El aceite del motor se reparte por todas las piezas para lubricarlas, minimizando así los rozamientos que se producen en todas las partes del motor, y a la vez para refrigerarlas.

El aceite inicia su recorrido en la parte inferior del bloque del motor, y gracias a la bomba de aceite se reparte por cualquier recoveco del motor.

Cuando rellenamos de aceite, lo que sucede es que se deposita en el fondo del bloque, y cuando damos contacto y se enciende el motor, inmediatamente se reparte por todas partes para conseguir hacer su trabajo.

El aceite pasa por el filtro, de manera que se limpia bien de impurezas. Eso evita que el motor pueda recibir suciedad que luego le pase factura. Si el filtro está en perfecto estado, todas las impurezas que se depositan cuando dejamos el coche apagado y en reposo quedarán atrapadas en él.

¡Comparte!

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Tu taller Volkswagen cerca de ti

Si tienes un Volkswagen no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos

Tu taller BMW cerca de ti guerrerocar

Tu taller BMW cerca de ti

Si tienes un BMW no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos