Cómo elegir la silla de niños para el coche

Cómo elegir la silla de niños para el coche

Todos sabemos que es obligatorio llevarla, y que por supuesto debe estar homologada, pero cómo elegir la silla de niños para el coche no siempre es cuestión de la edad o del peso del crío, a veces la altura desempeña un papel muy importante también.

Está comprobado que este elemento de seguridad para menores reduce hasta un 75% las muertes infantiles, y en un 90% las posibles lesiones tras un accidente de coche. Y es que cuesta creerlo, pero el 40% de los menores de 14 años, fallecidos en accidentes de tráfico, no utilizaban ningún sistema de seguridad, y eso es algo que no debemos permitir.

Como padres y conductores tenemos una obligación moral, no importa cuál sea el motivo, los menores deben siempre ir sujetos correctamente. Y en este post vamos a aclarar algunos aspectos sobre cómo elegir la silla de niños para el coche.

Como mencionábamos más arriba, elegir la sillita correcta no es sólo cuestión de la edad del pequeño. El factor del peso o la altura son mucho más importantes, ya que será el peso el que determine la resistencia que debe ofrecer la silla, y por supuesto este mismo asiento nunca debe quedarse “corto” o pequeño al cuerpo del niño.

Ya que tanto el peso como la estatura irán variando a lo largo de los años, tendremos que cambiar la silla o el sistema de retención en función del crecimiento de los niños para que siempre puedan viajar de manera segura.

¿Qué tipos de sistemas de seguridad existen en las silla de niños para el coche?

Existen 4 tipos de sistemas de seguridad para los niños en el coche:

  • Colocar la silla en sentido contrario a la marcha
  • Colocar la silla en el sentido de la marcha
  • Asientos elevadores (con o sin respaldo)
  • Cinturones de seguridad

Llegados a este punto, aclararemos que los menores de 12 años que midan más de 135 cm, podrán usar solamente el cinturón de seguridad, en caso contrario, dividiremos los asientos o sillitas infantiles en 5 grupos:

  1. Grupo 0 (niños que pesen hasta 10 kg) / 0+ (hasta 13 kg)

Los asientos para este grupo pueden ser, capazos o cucos (portabebés) y sillas para bebés. Los portabebés son menos comunes pero sólo debemos comprobar en las instrucciones que efectivamente está homologado. Con este tipo de sujeción el bebé viaja tumbado, de una forma muy natural.

Si por el contrario, os decantáis por una silla, es preferible que el cinturón tenga forma de “Y”, lo cual mejora notablemente la sujeción. y no olvidar colocar la silla orientada hacia atrás y SIEMPRE con el airbag de ese asiento desactivado.

  1. Grupo I (entre 9 y 18 kg)

Estas sillitas están sujetas al coche mediante el cinturón de seguridad, pero es importante saber que si el niño es pequeño y aún tiene inestabilidad en el cuello y la cabeza, deberá orientarse siempre hacia atrás.

  1. Grupo II (Entre 15 y 25 kg)

Se trata de una silla con respaldo que se deposita en el asiento del vehículo, pero no va unido al coche mediante el cinturón de seguridad, sino que el mismo asiento eleva al niño para que el mismo cinturón de seguridad del coche se ajuste correctamente a la anatomía del pequeño, pasando por caderas, esternón y clavículas.

  1. Grupo III (entre 22 y 36 kg)

Este elevador/cojín cumple la misma función que el anterior, elevar al pequeño para que el propio cinturón del coche proteja adecuadamente el cuerpo del niño.

Para terminar, es importante diferenciar cada grupo según el peso que soporta, pues cuantos más grupos de peso cubra el asiento, más difícil será asegurar el nivel de seguridad de todos ellos, por eso es muy común que los asientos más seguros cubran sólo una franja determinada de kilos, y de ahí la importancia de ir cambiándolos según el crecimiento del pequeño.

¡Comparte!

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Tu taller Volkswagen cerca de ti

Si tienes un Volkswagen no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos