Cómo se realiza un cambio de aceite

Cómo se realiza un cambio de aceite

Si quieres que tu vehículo se encuentre siempre en las mejores condiciones posibles has de saber cómo se realiza un cambio de aceite correctamente, y lo importante que es para tu coche mantener el filtro limpio y el motor cuidado.

¿Cómo cambiar el aceite del coche?

¿Por qué hablamos del motor? Porque el aceite se encarga de mantener engrasadas las piezas y partes del motor. Pero como todo en esta vida, el aceite se va gastando y deteriorando con su uso, lo que puede provocar daños en el corazón de nuestro vehículo, por eso tenemos que revisarlo con frecuencia.

Dependiendo del fabricante y del tipo de aceite que usemos debemos cambiarlo anualmente o cada 5.000km-20.000km recorridos. No obstante, recomendamos verificar en el manual del vehículo cada cuántos kilómetros recomienda la marca realizar este cambio.

Antes de saber cómo se realiza un cambio de aceite, es conveniente que comprobemos el estado del mismo por nuestra cuenta. Es muy simple, y puede ahorrarnos la visita al taller.

Lo ideal es hacer este ejercicio cada 3-4 meses, dependiendo también del uso que le demos al coche.

¿Qué necesitamos para renovar el aceite de nuestro coche?

– La garrafa de aceite que vayamos a usar.

– Filtro de aceite nuevo.

– Embudo.

– Llave fija o inglesa.

-Tornillo imantado para el cárter (opcional).

– Guantes (nunca de látex).

Necesitamos tener el coche elevado del suelo. Utilizaremos dos rampas en un terreno en cuesta. Con cuidado conduciremos las ruedas delanteras por las rampas y fijaremos las traseras con dos cuñas para que no se muevan. Freno de mano echado y ¡a trabajar!

Utilizaremos guantes para proteger nuestras manos de sustancias químicas, pero que no sean de látex. 

Nos deslizaremos por debajo del coche para localizar el tapón del vaciado, si no lo encontramos consultaremos el manual para saber dónde está. Y lo aflojamos con la llave inglesa hasta que podamos desenroscarlo con la mano. Antes de dejar salir el aceite, colocaremos el recogedor para evitar que éste caiga al suelo. A estas alturas del proceso es importante que hayamos esperado a que el aceite se enfriara para que, si nos salpica estando debajo, no nos queme.

Una vez haya salido todo el líquido, volvemos a cerrar apretando y enroscando el tapón con la llave inglesa y mucho cuidado. Si no queremos estropear el tornillo, mejor usar una llave fija. Y si queremos proteger aún más nuestro aceite de las partículas metálicas (residuos en el lubricante del coche), usaremos un tornillo imantado para que las atraiga y mantenga en el mismo sitio, y no circulando por nuestro motor.

Ahora tenemos que cambiar el filtro, ubicado en el capó. (Consulta el manual de tu vehículo para saber dónde se encuentra). Antes de colocar el nuevo filtro hay que bañarlo en una fina capa de aceite para protegerlo. 

Y ya sólo queda rellenar el motor con el aceite nuevo. Buscamos la argolla de plástico, que suele ser amarilla, con el símbolo del aceite. La abrimos y vertemos el líquido poco a poco y comprobando siempre la cantidad. Para saber cuánto aceite debemos echar, podemos ayudarnos del manual y de las marcas de la varilla que indican la cantidad necesaria.

Finalmente comprobaremos que no hay fugas y recogeremos el aceite para llevarlo a un taller para su correcto reciclaje.

De igual modo, en GuerreroCar estaremos encantados de ayudarte con el cambio de aceite de tu vehículo. Solicítanos más información sin compromiso.

¡Comparte!

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Tu taller Volkswagen cerca de ti

Si tienes un Volkswagen no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos