Consejos para elegir bien un coche de segunda mano

Consejos para elegir bien un coche de segunda mano

La estética de un coche es importante, especialmente si lo compras a un particular, pero es posible que su apariencia exterior nos distraiga y haga que no prestemos atención a los desperfectos mecánicos que pueda tener. Por ello, os vamos a proporcionar varios consejos para elegir bien un coche de segunda mano y corroborar que todo está en perfecto estado y que funciona correctamente.

¿Cómo elegir bien un coche de segunda mano?

1. Primero debes saber qué modelo se está buscando o qué tipo de coche necesitas. Una vez decidido,  lo recomendable es que busques información sobre ese modelo y consultes en el concesionario cuál es el precio de uno nuevo.

2. Comprueba la documentación del coche, que tenga todos los papeles necesarios, que el Impuesto de Circulación esté pagado y que ha pasado la Inspección Técnica de Vehículos. Además, nunca está demás que solicites un informe para saber las incidencias e inspecciones del vehículo, los impuestos y la procedencia del mismo.

3. Comprueba el libro de revisiones. En él,  podrás comprobar si el kilometraje que indica el cuentakilómetros es el real y además sabrás si el coche ha recibido el mantenimiento correcto. Todas las revisiones oficiales aparecen en este documento. También puedes ver en él la antigüedad del vehículo, porque indica desde cuándo lleva en circulación.

 4. Revisa el exterior del coche. Si las zonas están excesivamente relucientes o si existen cambios de tonalidad o textura de la pintura porque puede que estén ocultando un accidente anterior. Comprueba también si hay arañazos, abolladuras o indicios de corrosión.

5. Comprueba que ningún cristal tiene roturas o descolgamientos. Además, si tiene picaduras comprueba el tamaño para saber si vas a necesitar cambiar la luna. También debes prestar atención a que los espejos estén legalizados, es decir, que no estén tintadas las lunas de delante, por ejemplo.

6. Revisa si los pedales están desgastados, el deslizamiento de los cinturones, si hay fallos en los anclajes y las posibles quemaduras, manchas o desperfectos en el tapizado interior.

7. Inspecciona los neumáticos, no sólo los delanteros, sino también los traseros. La antigüedad del neumático puede resultar útil para saber que uso se le ha dado al vehículo. La fecha de fabricación viene indicada en el borde y si tiene muchos años pero no están gastados significará que el vehículo casi no se ha utilizado.

8. Revisa los discos de freno. Si no percibes nada al tocarlos, quiere decir que se encuentran en buen estado.  Presta atención al pedal del freno: si se hunde en exceso o si hace ruido, al igual que si funciona correctamente el freno de mano.

9. Asegúrate que no hay problemas en la dirección del vehículo: girar el volante en todo su recorrido y presta y presta atención a cualquier ruido y a que el volante gire fluidamente.

10. Y por último y mas importante: Prueba el vehículo antes de comprarlo.

¡Comparte!

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Tu taller Volkswagen cerca de ti

Si tienes un Volkswagen no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos