Historia de Peugeot

Historia de Peugeot

Jean-Pierre Peugeot, nacido en 1734, es el origen de la vocación industrial de la familia Peugeot. Desarrolla su actividad en el campo del tejido dejando a sus herederos una tintorería, una fábrica de aceite y un molino de grano.

 En 1810 Jean-Pierre II y Jean-Frédéric, los dos hijos de Jean-Pierre inician la historia de Peugeot: fundan la sociedad Peugeot Hermanos.

En 1840, construyen un molino familiar  que se convertirá en una fundición de acero. Además del molino, innovan y diversifican sus actividades industriales: la familia fabrica sierras continuas, muelles, y bastidores de paraguas.

Armand Peugeot, una visión francesa del automóvil

Los altibajos económicos hacen que la industria Peugeot intercale periodos de independencia con otros en los que necesita socios capitalistas; no obstante, siempre figura algún miembro de la saga familiar al frente del negocio. Ya en 1886, Armand Peugeot prueba suerte con la producción de bicicletas

 En 1889, con la ayuda y el impulso del visionario Armand Peugeot, Peugeot presenta el primer vehículo automóvil: el Serpollet-Peugeot, triciclo a vapor fabricado con Léon Serpollet.

En 1890, Armand Peugeot cambia el vapor por el petróleo y fabrica el primer cuadriciclo de gasolina: es el Type 2, equipado con un motor Daimler. Cuatro años más tarde, y con ayuda de Gottlieb Daimler, saca al mercado el Type 3, un coche de cuatro plazas con asientos orientados hacia el interior que alcanza los 18 km/h.

Gracias a su asociación industrial con Serpollet, Daimler y Michelin, Armand Peugeot nunca dejó pasar las innovaciones tecnológicas de su época: del vapor a la gasolina, del manillar al volante, de la rueda al neumático.

Finalmente la sociedad se rompe en 1896. Armand funda la Societá des Automóbiles Peugeot, y se compromete a no fabricar herramientas ni máquinas de coser para no competir con su primo, que a su vez queda fuera del negocio de los automóviles.

Antes de la Primera Guerra Mundial, Peugeot es ya un referente industrial: cuenta con cuatro factorías (Audincourt, Lille, Beaulieu y Valentigney) y ha fabricado más de 10.000 vehículos, la mitad de la producción francesa.

Las cosas cambian tras el conflicto: impulsado por las deudas, el grupo se ve obligado a separar sus divisiones de automóviles y bicicletas. La primera busca en un coche pequeño y económico la salida a la crisis: el Quadrilette, que se presenta en el Salón de Ginebra de 1920 con gran éxito.

Gracias a él, Peugeot se convierte en el primer fabricante galo que entra en el mercado de los “coches populares”.

La era del automóvil industrial: Peugeot 201

Si el Quadrilette se creó para salir de la crisis de la posguerra, el Peugeot 201 tiene idéntica misión ante la depresión de 1929.

Robusto y con un precio razonable, la marca Peugeot lanza un 6 CV bautizado como 201, es el primer coche que utiliza nomenclatura con un cero en el centro, una tradición que se mantendrá hasta la actualidad.

Fabricado en serie en “Sochaux-Montbéliard”, el 201 marca para Peugeot el paso de la era de la producción artesanal a la era de la producción industrial. El 201 es un éxito y sirve como punto de partida para el lanzamiento de la primera gama de vehículos nuevos Peugeot: el 301 en 1932; y el 401 y el 601 comercializados en 1934.

Peugeot sobrevive a la Segunda Guerra Mundial

A mediados de la década, el fabricante apuesta por un cambio de estilo. En el Salón de París de 1935 exhibe uno de los modelos más emblemáticos, el 402. Sustituye al 601 como vehículo más alto de gama, y cuenta con un diseño inspirado en el Chrysler Airflow que se presentó en 1934 e inició la moda de la aerodinámica. Su nueva silueta poco a poco será heredada por toda la flota, empezando por los 302 y 202.

Peugeot garantiza su supervivencia tras la Segunda Guerra Mundial con el lanzamiento del elegante 203. Su presentación en el Salón de París (1947) es todo un éxito, así que cuando llega al mercado un año más tarde las peticiones no se hacen esperar.

Fue el único modelo Peugeot disponible en el mercado hasta el año 1955. No obstante, el 203 pasa a la historia durante este decenio por tres razones: es el primer Peugeot que supera el millón de unidades; convierte al Grupo en el primer fabricante francés que lanza una berlina diésel de gran volumen de producción; y recupera, tras muchos años olvidada, la figura del león en la parte frontal del capó.

Un año más tarde llega el 204, que se convierte en el modelo más representativo de esta época. Es pionero en muchos sentidos, pero sobre todo por ser el primero con tracción delantera.

Además, también es uno de los primeros en experimentar los beneficios de un sistema de suspensión a las cuatro ruedas y de los discos de freno delanteros.

En esta misma fecha nace Peugeot S.A., una sociedad creada para controlar todas las empresas del grupo.

En el año 1966 la familia 204 crece con dos nuevas incorporaciones, el descapotable y el coupé. Un año más tarde llega la versión diésel. A pesar de ser algo más caro que los coches de la competencia, el modelo de Peugeot arrasa en el mercado hasta el punto de convertirse en el modelo más vendido en Francia entre 1969 y 1971. En esta misma fecha aparece el 504.

Peugeot se convierte en el segundo mayor fabricante francés

Tras superar los 500.000 coches, es el momento de crecer como empresa, algo que ocurre en 1971: gracias al acuerdo firmado cinco años antes, la marca gala y Renault ponen en marcha la fabricación de un motor en el que también participa Volvo.

No obstante, la jugada más importante culmina en 1976 con la toma de Citroën. Así nace PSA Peugeot-Citroën, un grupo que dos años más tarde compra la mayor parte de las filiales europeas de Chrysler y adquiere las plantas industriales de Poissy (Francia), Ryton (Gran Bretaña) y Villaverde (España).

 Peugeot 205, un número mágico

Abrumado por las deudas económicas contraídas tras la compra de las filiales de Chrysler, el grupo automovilístico encuentra la solución a sus problemas en el 205, un «Número Mágico” que se convierte en el top de ventas de la década y en uno de los vehículos más representativos de su historia. Llega al mercado en 1983 como un modelo compacto, ágil y avanzado tecnológicamente; su diseño exterior está firmado por Gérard Welter y el interior por Paul Bracq.

El éxito comercial del 205 y del 206 permite a la marca Peugeot trazar una estrategia de internacionalización de sus actividades industriales. En 1998, Peugeot firma un acuerdo con el Estado de Río de Janeiro para construir una fábrica en Porto Real, de donde saldrán los primeros 206 en diciembre de 2010. El Peugeot 207, lanzado en 2006, es el vehículo más vendido en Europa desde el 2007.

Los 200 años de la marca Peugeot

 En 2010, en el 200 cumpleaños de la marca, el León, logo de Peugeot, evoluciona de nuevo. Los diseñadores Peugeot lo hacen más simple, más dinámico, gracias a una nueva postura y a una nueva actualización. Este nuevo león se adecúa perfectamente a la nueva firma de la marca (al nuevo eslogan de la marca) ¡ « Motion & Emotion » !. En su bicentenario, la marca Peugeot muestra el futuro: con ocasión del salón del automóvil de Ginebra 2010, presenta el concepto car EX1, 100 % eléctrico, que batirá varios récords del mundo de aceleración en salida desde parado.

¡Comparte!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Summer Check Volkswagen

Tu cabeza está en modo verano, ¿y tu coche? No dejes que ningún imprevisto estropee tu verano. Revisa tu Volkswagen después de todo este tiempo