Me voy de vacaciones: ¿caravana o autocaravana?

No es la primera vez que a alguno de nuestros expertos escucha esta frase cuando se acerca el verano: Me voy de vacaciones ¿caravana o autocaravana?, ¿Cuál me recomiendas?

Y es que no es una decisión fácil si estás pensando en comprar una de ellas, por eso solemos recomendar que primero se alquile, para poder probar ambas con mayor tranquilidad, y sabiendo que al final del viaje seréis vosotros en primera persona los que valoréis los pros y los contras de una y otra.

Con la caravana es muy fácil parar a descansar en mitad del viaje. Aparcamos, colocamos las patas estabilizadoras, extendemos el avance y hasta podemos sacar las sillas para disfrutar del aire libre. Aunque es importante asegurarnos de que nuestro coche sea capaz de remolcarla, así no nos hará falta cambiar de vehículo.

Al estar enganchada a nuestro coche, siempre podemos dejarla bien resguardada, en un lugar donde esté permitido, y usar solamente el coche para hacer escapadas a la playa o algún recado rápido, ya que maniobrar con el remolque enganchado es bastante complicado y requiere más pericia y habilidad, además de algo de experiencia. Recuerda que no podrás dejar la caravana estacionada en la vía pública.

Además, las nuevas caravanas vienen diseñadas para aprovechar cómodamente el espacio y hacernos el viaje más fácil y ameno. Por ejemplo, podemos guardar las bicis, sillas o sombrillas en su interior mientras viajamos en el coche, y así nos ahorramos un artilugio más en nuestra escapada.

Ambas opciones suponen un ahorro de alojamiento y transporte, sobre todo cuando viajamos con niños. Y así nos olvidamos de horas de embarque, colas y prisas. Viajar con caravana o autocaravana supone viajar a tu aire, y eso es lo que más se agradece. Además podemos elegir entre pasar la noche en un camping o acampar en un lugar permitido en la naturaleza y al aire libre.

Aunque es cierto que las autocaravanas son más cómodas, también el desembolso es mayor. Si bien el ahorro en hoteles y billetes lo compensa, una autocaravana es ideal para los amantes de las escapadas, cortas o largas, porque con 2 o 3 fines de semana al año no se amortiza.

En el caso de la autocaravana, la conducción también es complicada, pero siempre será más fácil que llevar un remolque. El carnet necesario es un B1, y aunque la legislación española todavía no se aclara muy bien con respecto a este tema, siempre podremos aparcar la autocaravana y sentirnos igual de seguros que en nuestro propio coche.

Además, según la inversión que tengamos pensada hacer, existen auténticas casas con ruedas, ¡incluso domotizadas! Y para los más modestos, siempre podemos diseñar el interior a gusto propio, para que los niños disfruten y se sientan cómodos aún sin estar en casa, y sin los problemas de adaptación que podemos sufrir todos, incluso los mayores, por ejemplo a la hora de ir al baño.

El equipo de GuerreroCar pretende ayudarte y conseguir aclarar tus ideas para que la próxima vez que pienses: Me voy de vacaciones: ¿caravana o autocaravana?, ya no necesites consultar internet para decidirte 🙂

¡Comparte!

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Tu taller Volkswagen cerca de ti

Si tienes un Volkswagen no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos

Tu taller BMW cerca de ti guerrerocar

Tu taller BMW cerca de ti

Si tienes un BMW no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos