Coches clásicos Mini

Coches clásicos Mini guerrerocar marbella

Para hablar de coches clásicos Mini tenemos que saber que la marca no siempre fue la que conocemos hoy en día.

En “Historia de Mini” podréis entender mejor de qué hablamos, pero para hacer un repaso a los coches clásicos Mini, hablaremos desde sus comienzos, desde 1959, cuando llevaba el logotipo de Austin o Morris. Es al segundo al que más se parece el logo actual que conocemos de Mini.

Es un coche que nace en Inglaterra. Debido a la escasez de petróleo que asolaba al país tras la crisis de Suez, hacía falta un coche pequeño, que consumiera poco, con el que llegar a cuanto más público mejor. El coche, en un principio, fue concebido para que pudiera entrar en una caja de 3 x 1,2 x 1,2 metros, y que además fuera capaz de albergar un motor ya existente (no querían desaprovechar los que ya tenían fabricados). Por lo que la labor de ingenieros y diseñadores fue bastante intensa. Además la marca de neumáticos Dunlop tuvo que diseñar unos neumáticos especiales para este nuevo concepto de coche, al que llamarían “La caja naranja”. ¿Qué os parece?

Con el tiempo aparecieron versiones más deportivas, que siempre guardaban parecido entre ellas en la morfología del logotipo, un círculo y alas a los lados.

En 1961 se utiliza el nombre de Mini por primera vez, con un Mark I que tuvo muy buenas ventas, rozando 1.200.000 unidades producidas. En 1967 sale al mercado el Mark II, en el que se rediseña la parrilla, la luna trasera se agranda, y se le hacen algunos cambios estéticos que no consiguen hacerle sombra a su hermano deportivo, el Mini Cooper S. En 1969 se actualiza la última versión, más conocida como Mini Clubman.

Tras varios años en los que la fama de Mini fue cayendo en picado, en 1994 BMW se hace con el control de Mini, y para el año 2000 ya contábamos con la versión Mini Classic Seven, Mini Classic Cooper, Mini Classis CooperSport y Mini Knightsbridge.

Parecería que los coches clásicos Mini habrían visto su fin el 4 de octubre de ese mismo año. Pero BMW cambia la denominación de la marca, y del 2001 al 2006 conservamos los modelos Mini One, Mini One/D, Mini Cooper, Mini Cooper S y finalmente en 2006 la marca lanza al mercado el Mini Clubman.

A pesar de que el control de la marca sufre muchos cambios durante un largo período de tiempo, la esencia del Mini siempre fue la misma. Un coche con estilo, diseño minimalista y exclusivo, conservando la disposición transversal de 4 cilindros y tracción delantera.

Y es a partir de que BMW la adquiere cuando la pequeña marca inglesa mejor se consolida en el mercado.

¡Comparte!

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

ACTUALIDAD

Otros post relacionados

Tu taller Volkswagen cerca de ti

Si tienes un Volkswagen no tenemos que convencerte de las ventajas de que tu coche sea tratado siempre en un Servicio Oficial. En GuerreroCar estamos